Consejos para la instalación de un grifo de suministro de agua

Dentro de los procesos que como fontanero amateur tendrás que enfrentarte en la vida, la instalación de un grifo hace parte de ellos; la simple mención puede parecerte algo muy sencillo, pero en realidad has de tener en cuenta una serie de recomendaciones para que este tipo de instalaciones no supongan ningún tipo de inconvenientes en tu que hacer o proceso de aprendizaje.

Procedimientos preliminares a la instalación del grifo

fontaneríaSi no te dedicas a la fontanería como profesión, el tener este conocimiento que compartiremos enseguida, te hará ahorrarte algunos euros. Como primera instancia, has de reunir las herramientas que serán tus aliadas para la reparación del grifo: para este caso no necesitas tener todo el equipo de un fontanero de elite, con tan solo una llave inglesa, una cinta de sellado, trapos y silicona, estarás equipado de forma correcta.
En segunda instancia deberás cerrar la válvula general que suministra agua a tu casa o lugar donde estés; si la llave se encuentra deteriorada, es momento para que pienses en cambiarla pues es importante su buen funcionamiento. También revisa los tubos de alimentación, pues esta fase es necesaria para que todo el sistema funcione bien en el tiempo. Para cambiar el grifo, has de comprar de forma preliminar los repuestos, pues quizá de antemano hayas visto y diagnosticado el problema.
Después desconecta los tubos correspondientes al agua caliente y al agua fría; este paso es muy importante para el éxito de la instalación del grifo. Empieza entonces a retirar las suciedades y demás materiales extraños durante el proceso de desmonte; puedes ayudarte con una llave inglesa para que el esfuerzo sea mínimo.

Utilización de la cinta teflón para culminar el proceso

Debes luego empezar con el proceso de limpieza de la zona donde se encuentra el grifo; has de retirar cualquier remanente de selladores o siliconas viejas aplicadas en el pasado. Utiliza una espátula para que esta actividad quede totalmente bien ejecutada, pues es quizá la esencia de todo el proceso ya que no podrás instalar el nuevo grifo con la suciedad presente. Posteriormente empieza a sellar con la cinta teflón todos aquellas zonas del nuevo dispositivo a utilizar para asegurar larga duración.
Luego llega lo más importante, introducir y apretar. Después de eso tendrás tu nuevo grifo de suministro de agua muy bien instalado y listo para usarse. ¿Has instalado algún grifo alguna vez en tu vida? Cuéntanos…