Qué calentador de agua te conviene?

Calentador de aguaEn el mercado existen diversos tipos de calentadores de agua que se ajustan de acuerdo a las necesidades de cada quien, los hay de uso doméstico y los de uso industrial, hoy vamos a desarrollar ideas alrededor de las necesidades básicas domésticas que te ayuden a seleccionar el mejor calentador de agua de acuerdo a tus intereses, espacio y posibilidades.

  1. Aspectos iniciales a tomar en cuenta

Se recomienda  que antes de comprar cualquier calentador sepas cuál es el espacio que dispones, el número de personas que se beneficiaran de él, la cantidad de cuartos de baño y finalmente saber la cantidad de agua que se consume por día o que está permitido consumirse.

Además, toma en cuenta que en el mercado encontrarás gran variedad de modelos con diferencias principalmente en dos aspectos: tamaño y fuentes de energía. ¡Así que prepárate antes de salir a comprarlo!

  1. En cuanto al tamaño y fuente de energía

Encontrarás dos tipos de calentadores: los instantáneos o de flujo y los de acumulación. ¡Veamos cual te conviene!

Los calentadores instantáneos o de flujo: los hay eléctricos y a gas. Los modelos eléctricos son de reducido tamaño. Su funcionamiento es sencillo, siempre está apagado por lo que no consume energía. Un pequeño sensor cuando detecta circulación de agua, se activa, e inicia su proceso de calentamiento. ¡Una buena opción para espacios reducidos!

Los modelos a gas natural son un poco más grandes que los eléctricos y se activan encendiendo una llama que se encarga de calentar un intercambiador de calor por donde circula el agua.

Los calentadores de acumulación: son los más económicos pero también requieren de más espacio; ya que, poseen un tanque donde almacenan el agua y la calientan siendo regulada por un termostato. La capacidad de su depósito es muy variable y debes seleccionarlo de acuerdo a tus necesidades en casa y al espacio disponible. Utilizan como energía la electricidad.

  1. En razón de las ventajas y desventajas

¿Aún no te decides? Pues queremos ayudarte resaltando las ventajas y desventajas que observan las personas que ya han seleccionado alguno de ellos:

Ventajas de un calentador eléctrico:

  • Ahorras gastos de la instalación en tuberías para el gas.
  • El agua sale caliente nada más que al abrir el grifo.
  • La temperatura del agua es constante.
  • Funciona para cualquier caudal de agua, por pequeño que sea.

Desventajas de un calentador eléctrico:

  • Si lo compras de tanque ocupa un espacio significativo.
  • Cuando se acaba el agua caliente, tarda en volver a calentarse.
  • La electricidad no es barata.
  • Si el tanque se maltrata, puede inundar la casa.

Ventajas de un calentador a gas:

  • La cantidad de agua caliente es ilimitada, ideal para grandes familias.
  • El gas es más económico que la electricidad.

Desventajas de un calentador a gas:

  • La temperatura del agua puede variar inesperadamente.
  • El agua tarda un rato en salir caliente.
  • Necesita un mínimo caudal de agua para funcionar.
  • La instalación necesita más revisiones.
  • El gas y su combustión son más peligrosos, por lo que no es conveniente en lugares cerrados.
  • Si se usa butano y no gas natural, hay que estar pendiente de tener bombonas de recambio.

Básicamente, en el mercado no hay un calentador mejor que otro, quien lo determina es el comprador de acuerdo a su necesidad, su espacio y su presupuesto. Y recuerda que si tienes algún problema con la instalación, estaremos contentos de ayudarte ¡Llámanos – 922 28 23 55!